Daily Archives: December 2, 2015

CERRANDO EL INVIERNO

Published by:

images-aves-aves27022013-lussveazu04-600x450

En lo que llevo de 2013, mis jornadas de anillamiento se han limitado exclusivamente a la EEC del Tancat de Milia, en Sollana. Aunque hasta ahora lo normal hubiera sido tener tres jornadas hechas, una por mes, debido a sustituciones con los compañeros hice cuatro: una en enero y tres seguidas en febrero. Por tanto, la abundancia y diversidad de las aves no ha sido muy acusada.

 

Destacar que este otoño-invierno, como ya he comentado otras veces, llama la atención lo escaso de la presencia de los pechiazules y mosquiteros comunes, si bien éstos últimos tuvieron un ligero repunte en la jornada del pasado 16 de febrero, con 14 capturas, y otras 4 el día 27 con varias aves muy cargadas de grasa, lo que indica que se trata de ejemplares en migración.

 

foto

 

Los escribanos palustres descienden en número paulatinamente conforme se acerca el mes de marzo, y casi no llegamos a tiempo para ver a los machos con la librea nupcial 100% completa, aunque nos podemos hacer una idea aproximada de ello con los machos más avanzados.

 

Otras especies capturadas que tuvieron cierto interés por su escasez fueron el estornino pinto (Sturnus vulgaris) que, a pesar de ser uno de los invernantes más abundantes de la región, es difícil que alguno de ellos acabe en las redes. Para mí, por ejemplo, es la segunda vez que consigo capturarlo para anillamiento. Además del estornino, rompen la monotonía de vez en cuando las tarabillas comunes (Saxicola torquata), con varios ejemplares capturados a lo largo del invierno. En cambio, su pariente el colirrojo tizón no ha hecho acto de presencia en las baterías de redes durante esta temporada a pesar de haberse observado de vez en cuando en la reserva.

 

 

 

Pero si hay que destacar un ave, me quedo con el pechiazul “ibérico” capturado el pasado día 27, Luscinia svecica azuricollis. Se trata de un ave idéntica en todos los aspectos a la subespecie centroeuropea, cyanecula, pero con total ausencia de la medalla blanca, esto es, con el babero completamente azul. Es la primera vez que lo veo y por lo que tengo constancia, no suele ser frecuente que aparezca por aquí.

 

Mis compañeros tuvieron algo más de suerte y en las dos jornadas posteriores a mi última visita pudieron capturar un pájaro moscón (Remiz pendulinus) con remite nada menos que de Polonia, y una agachadiza chica (Lymnocryptes minimus), esquiva limícola de la cual hasta ahora sólo contábamos con dos capturas, ninguna de ellas en el Tancat de Milia.

 

Queda nada para que llegue la primavera y las primeras aves migratorias ya han comenzado a moverse, con lo que llega la promesa de que lo que vendrá estas próximas semanas puede ser muy interesante; no en vano, es la época más emocionante para salir en busca de especies que sólo pueden verse durante esta etapa del viaje de las aves.

EL ESQUIVO AVETORO

Published by:

 

foto

Durante muchos años, el avetoro común (Botaurus stellaris) era la única garza europea que me quedaba por ver, y pensaba que iba a ser complicado que eso ocurriese pronto. El tipo de hábitat por el que sienten preferencia escasea en l’Albufera y, en caso de que apareciese en alguna mata de cañaveral o carrizal, el acceso a estas zonas suele ser prácticamente imposible a menos que uno se meta con barca en la laguna.

 

La reciente creación de los filtros verdes en el Tancat de La Pipa (Catarroja), Tancat de Milia (Sollana) y Tancat de l’Illa (Sueca) ha permitido no sólo que el avetoro quede más a la vista, sino que puedan tener un lugar tranquilo y protegido en el que pasar el invierno. Desconozco, eso sí, si el ave tenía una presencia tan regular antes de la creación de estas reservas. Como digo, los hábitos de esta especie le llevan a pasar desapercibido entre las matas de vegetación palustre, hábitat que hasta ahora sólo se encontraba en la laguna y algunos puntos de La Devesa. En los filtros verdes cuentan con la posibilidad de pescar entre los carrizos y eneas, encontrándose además el agua limpia.

 

La primera vez que vi a esta especie fue precisamente en el Tancat de Milia, en 2011. Desde entonces, todas las veces que lo he podido ver ha sido allí, en las ocasiones en las que el ave se desplaza de una parcela a otra volando, aunque el pasado día 4 de febrero conseguí verlo posado, eso sí, escondido entre la vegetación. Creo poder decir que resulta más fácil observar a su pariente menor el avetorillo (Ixobrychus minutus), el cual muchas veces se posa al descubierto en los cañaverales. Además, el avetoro cuenta con un excelente camuflaje, único entre todas las garzas que visitan nuestra región.

 

Las citas de esta especie han pasado de ser ocasionales a convertirse en cada vez más frecuentes durante el invierno, lo cual es una buena noticia que se une al aumento de presencia de otras especies como el morito, que en muy poco tiempo se ha establecido en el parque y vuelve a criar, o la garceta grande, con cifras de récord todos los inviernos y que, esperemos, puede que alguna vez lleguen a establecerse como reproductoras en el parque. ¿Pasaría lo mismo con el avetoro? Bueno, es algo más complicado, pero todo dependerá del desarrollo que lleven a cabo las reservas mencionadas.

 

No podría acabar esta reseña sobre el avetoro en l’Albufera sin mencionar un dato interesante a la par que curioso, y es que mi compañero y coordinador del grupo GOTUR, Pedro Marín, cuenta con la que es hasta el momento la única captura para anillamiento de un ejemplar de esta especie en el Parc Natural, acaecida el 1 de marzo de 2008 mientras realizaba una jornada de paseriformes en la R.N. del Tancat de La Ratlla, en Silla. Todo un hito que llegó de la manera más inesperada y que se suma a la exigua lista de anillamientos de esta especie en España, que es inferior a las 25 aves en toda la historia del anillamiento en el país.

CALIDRIS 2011 IMPARABLE: VISITANTES SUECOS Y MÁS ESPECIES NUEVAS

Published by:

Captura de pantalla 2015-12-02 a las 17.02.41

 

El proyecto Calidris este año nos está dejando, ya en varias ocasiones, anonadados. Mientras que todavía seguimos sin entender la notable ausencia de correlimos, la llegada de controles extranjeros está aconteciendo a un ritmo sin igual: son ya seis, prácticamente uno cada dos jornadas haciendo una estimación aproximada. En los dos últimas sesiones que se realizaron en viernes se dio la gran coincidencia de capturar, antes de la medianoche, sendas aves de especies distintas con remite del Riksmuseum Stockholm (Estocolmo), Suecia.

 

Captura de pantalla 2015-12-02 a las 17.03.13

 

La primera, el viernes 19 en Sollana, fue un andarríos chico (Actitis hypoleucos), con la curiosidad de ser la única ave que había en las redes en esa revisión. La de ayer, día 27, la de una hembra de combatiente (Philomachus pugnax), especie que además dio anoche unas cifras destacadas. Al menos, yo no recuerdo una jornada en la que fuesen capturados tantos.

 

Pero más emocionante si cabe fue la captura de una especie nueva. Como siempre digo, la captura de especies nuevas durante las noches de Calidris suelen ser ya palabras mayores, sobre todo si son limícolas como en el caso que nos ocupa, pues son ya pocas las que quedan por entrar a formar parte de nuestra lista. Se trató ni mas ni menos que del archibebe oscuro (Tringa erythropus), limícola de largas patas y pico de paso moderadamente escaso por nuestra región y que no había sido capturado todavía en las seis temporadas que lleva en marcha el proyecto. Al final, la perseverancia -con sus dosis de paciencia- acaba dando sus frutos. El individuo se encontraba mudando ya a plumaje invernal.

 

Captura de pantalla 2015-12-02 a las 17.03.54

 

Otro archibebe, el claro (Tringa nebularia) fue capturado en la jornada de ayer, siendo el primero de este año y además otro ejemplar juvenil; las capturas anuales de esta especie también son muy bajas -dos en 2010 y sólo uno en 2009.

 

Captura de pantalla 2015-12-02 a las 17.05.38Han completado la lista de especies estos días un buen número de agachadizas comunes, proporcionando una de ellas otro interesantísimo dato: la recuperación de un ave anillada por nosotros hace exactanente un año en la misma zona de Sueca. Destaca también una más que apreciable cantidad de andarríos bastardos que han aumentado considerablemente la cifra de aves marcadas con colores. Además, los otros andarríos (chicos y grandes) han seguido capturándose como hasta ahora, en cantidades poco usuales respecto a lo habitual. Cigüeñuelas, charrancitos, canasteras y un zampullín chico han completado la variopinta lista de especies de esta última semana, en la que hemos realizado un total de tres jornadas.

 

Poco más que decir sobre las satisfacciones encadenadas que nos está deparando esta inusual temporada, con ausencias destacadas y capturas sin embargo muy interesantes. Las especies nuevas ya son tres -tarro blanco, fumarel aliblanco y archibebe oscuro- y los remites extranjeros ascienden a seis ejemplares de cinco orígenes: Gran Bretaña (un correlimos común), Finlandia (un chorlitejo grande), Francia (un fumarel cariblanco), Italia (un correlimos zarapitín) y Suecia (un andarríos chico y un combatiente). Y todavía queda un mes de campaña: ¿quién sabe qué nos puede deparar todavía?.